Información general sobre la respiración | Anatomia | Del tracto respiratorio inferior

Anatomía de las vías respiratorias inferiores

Las vías respiratorias inferiores comprenden la laringe, el sistema traqueobronquial y los pulmones derecho e izquierdo. Las dos zonas del pulmón están divididas entre sí por el contenido del mediastino.

El aire inhalado, después de desplazarse a través de la laringe, alcanza la tráquea. La tráquea es una estructura tubular muscular rígida de unos 11 cm de largo por 2,5 cm de ancho. El aire que fluye por la tráquea hacia el interior se bifurca a continuación por los dos bronquios principales. Tras penetrar en los pulmones, cada bronquio se divide en bronquios secundarios y terciarios, que continúan dividiéndose en vías aéreas más pequeñas denominadas bronquiolos. En los bronquiolos no existe cartílago, pudiendo por tanto estrecharse y quedar obstruidos, como sucede durante un ataque de asma. Los bronquiolos terminan en fondos de saco llamados alvéolos. Aquí tiene lugar el intercambio gaseoso - el dióxido de carbono vehiculado por la sangre se intercambia por el oxígeno que llega a los alvéolos.